¿Por qué el K-Pop es tan bueno? Gerty te lo explica

Cuando empecé a frecuentar religiosamente restoranes coreanos, me sorprendió mucho que existiera un canal donde únicamente se transmitieran presentaciones en vivo de grupos de pop de dicho país. Primero, me pregunté: “¿De dónde sacan a tanto gil?” (Sé que son muchos, pero ¿Tantos tan seguido bailando increíble? Me impactó demasiado), después, me dije: obvio que acá debe haber algo que estoy ignorando. Los invito a entender cómo funciona el K-Pop mientras aprecian la calidad musical y estética de las canciones que seleccioné en esta entrada.

El fenómeno

Sé de la existencia del pop coreano e intuía su arrastre desde como el 2008, pero sus primeras luces son más de diez años antes de eso. El 2008 estaba en cuarto medio, me pegué con “Nobody” de Wonder Girls, y en ese momento incluso me dije “No me puedo pegar con esta hueá”, y exploré otros horizontes musicales. Pero la globalización le llega a todos y conozco a cada vez más gente que va uniéndose al fenómeno, y bueno, ha sido difícil admitir que finalmente caí en la pasta. No conforme con ello, BTS, en su segunda visita a Chile agotó entradas en el Movistar Arena (¡¡Tocan en marzo!! ¡¡Marzo!!). Esa hueá es enorme po ¿Quiénes son estos fanáticos? ¿Por qué un grupo que habla un idioma totalmente diferente al nuestro es tan popular que en dos horas agota unas 16.000 entradas?

Hace unos meses decidí buscarle una explicación más racional al tema, fuera de que siempre he pensado que algún día los asiáticos van a dominar el mundo. La industria musical coreana es, probablemente, una de las más grandes a nivel mundial: aporta más de dos mil millones de dólares a la economía de Corea del Sur. Muchos se desayunaron el año 2012 gracias a Gangnam Style (una de las canciones más pegajosas de la historia) con que existía una industria que funcionaba tan bien como la americana y que movía mucho dinero y artistas. Para Corea fue incluso mejor: el pop es hoy una de sus cartas de presentación al mundo.

Una cultura diferente

Es aquí donde esta ventana al mundo puede llenarse de esa terrible cosa que tanto daño hace al mundo llamada prejuicios. Creo que para entender el pop coreano, es bastante inútil hacer antes categorías de bandas “sexys”, “inocentes”, “raperos” (estereotipos sociales que ¡adivinen! también existen en Occidente), e incluso hacer la burda comparación de que es como el pop americano pero que cantan en un idioma chillón. Para entender el pop coreano, es importante entender la cultura coreana. Si te parece que el pop coreano es lo mismo que el pop que conocemos pero cantado en un idioma que te da risa, hazme el favor de salirte de mi blog.

En la cultura coreana, en primer lugar, la educación y el respeto a tus superiores es uno de los pilares fundamentales de la sociedad. El trabajo, la lealtad, la responsabilidad, son valores claves. La manera de entender los negocios, las formas de generar ingresos y abrir empresas son cruciales: las personas por sí solas siempre juegan un rol importantísimo. Este es un mundo donde tu vida y la de tu jefe puede estar más mezclada de lo que te gustaría.

¿Por qué lo que explico es esencial para entender el K-Pop? Justamente, porque a los llamados idols no se les denomina así sólo porque cantan bonito. Los coreanos realmente admiran a sus artistas, y sus fanaticadas, fieles y devotas, saben muy bien que sus grupos favoritos no han llegado donde están gracias a la suerte o la casualidad: ha sido gracias al esfuerzo. Los sellos discográficos coreanos no sólo editan y producen discos: educan a los artistas desde muy pequeños (sus padres firman contratos por ellos a los 12 años), y son sometidos a estrictos estilos de vida donde deben aprender a hacer todo bien. TODO. BIEN. Los fans no siguen a grupos musicales: siguen las vidas y logros de cada uno de sus miembros (no, no todos los “chinos” son iguales).

Hay muchos mitos (y verdades) respecto al gran control que pueden ejercer las agencias sobre sus artistas. Se dice que no los dejan salir a carretear, que no pueden tener celular, que deben convivir siempre entre ellos, someterse a cirugías plásticas, etc. Red Velvet, por ejemplo, regresó el año 2015 con una nueva integrante, Yeri, pues los rumores aseguran que no estaba lista para realizar su debut antes, dejando en evidencia el rigor artístico: nada puede fallar y nada debe verse al lote. Los sellos se quedan con un gran porcentaje de las ganancias (un 70% aseguran algunas fuentes), muchas para recuperar la inversión que se realiza en ellos: casas, comida, estilo de vida, entre otros. Han existido bulladas demandas contra las agencias por la distribución de los ingresos, e incluso los rumores de que los contratos, que muchas veces pueden durar 7 ó 13 años, son altamente esclavizantes. No es llegar y cantar: de estas escuelas, muy pocos llegan a convertirse en idols. 

En mi opinión, el pop americano es más al lote y acorde a la liberté. Hay artistas inflados, otros autodidactas que debutan de la nada y tienen éxito. Unos a los que les va bien y después guatean. No hay un control de las disqueras sobre sus artistas. Es una industria que a veces se agota y está saturada de ídolos viejos que dan jugo y revivals malísimos u otros excelentes. Aquellos que han sido educados en el mundo musical, bajo las presiones de la industria y la fama, en general son artistas que alguna vez protagonizaron series, participaron en programas de televisión cuando niños y se mantuvieron. O el caso de Justin Bieber que fue descubierto por YouTube. Pero aterricemos esto: si Bieber fuera coreano y hubiese manejado ebrio allá, la condena social habría sido millones de veces mayor a la que existió en Occidente. La moral en Corea es importante. Y otro aspecto, muy poco occidental a decir verdad, es el que viene a continuación: la disciplina.

Gracias por tanto, Confucio

Siempre he creído que en todo aspecto de la vida, los asiáticos repiten esta fórmula: si vamos a hacer algo, hagámoslo perfecto. No sólo tienen que ser chicas lindas, tienen que ser las más lindas, los muchachos más carismáticos, excelentes bailarines y personas impecables moralmente hablando, en los grupos tiene que haber alguien sin rasgos coreanos, debe estar el tímido, el popular, etc. Algunos, como G-Dragon, se convierten en íconos de la moda. Se pueden ver efectivamente muchas fórmulas occidentales en esta industria: las girl/boy bands, el clásico star system: las vidas de las estrellas están totalmente expuestas al público a través de su música, películas, canales y medios dedicados a ellos.

No obstante, musicalmente, son mucho más aplicados y los métodos pueden llegar a mejorar drásticamente. A los coreanos no les da ningún asco experimentar, hay canciones en las que cada estrofa es diametralmente diferente a la que viene, pueden haber tres coros, influencias afroamericanas, americanas de los años ’60s, ritmos de Medio Oriente, toques drum and bass, progresiones absolutamente inesperadas. Al mismo tiempo, la composición es generalmente muy estructurada y se nota que se toman en serio el asunto, saben perfectamente cómo se hace una canción pop de forma cuidadosa y experta. Muchas veces pienso que las bandas con muchos miembros parecen coros y que la manera de elaborar las melodías tiene incluso inspiración en la música clásica. En cuanto a letras, estas suelen ser más ¿inocentes?, hablan el amor, de la amistad, de simplemente bailar, pues dada la particular idiosincrasia coreana, puede ejercerse censura sobre los productos intelectuales que salgan del pop.

El último punto que quiero destacar es la potencia visual de estos grupos. El acceso a la tecnología, las ganas de hacer las cosas bien y los increíbles esfuerzos de producción hablan de la cantidad de gente que hay detrás de cada videoclip. La mayoría tiene coreografías realizadas a la perfección, vestuario y peinados coherentes entre cada miembro, elementos y propuestas visuales que pueden resultar tan complejas como simplonas, historias o estímulos visuales puestos en un orden donde ningún detalle puede dejarse pasar ¿Tengo que decir algo más sobre los videoclips? Es que simplemente me encantan. Es mejor que los analicen ustedes mismos.

Lo último: Selección personal

Para que no me digan que doy la lata con puras cosas que tal vez sólo me interesa entender a mí, les dejo harto material para que exploren sobre el K-Pop. Ustedes mismos se irán dando cuenta de qué clases de estilo se trata, si enfatiza el rap, si es un pop más “rosado”, etcétera. Hay varias playlists en Spotify, una de mis favoritas es precisamente una llamada Bubblegum K-Pop y lo mejor del 2016.

Les elaboré una playlist en YouTube, con temas viejos y otros muy nuevos, donde dejo varias de mis canciones favoritas de esta oleada tan bella, aunque reconozco, dado todo lo que les he explicado, que puede ser una perversa máquina de estereotipos. Les recomiendo que vean cada video, véanlos sobrios, no tan sobrios, y dense cuenta de que el pop coreano es un producto completo con una propuesta impecable y disciplinada, y una versión mejoradísima de la industria japonesa. En YouTube además están las agencias más poderosas como SM y JYP (donde suben videos hasta por los codos) y pueden seguir explorando en otros artistas. Yo los dejo invitadísimos. El K-Pop es totalmente el futuro del pop, si es que ya no lo está siendo.

Anuncios

4 respuestas a “¿Por qué el K-Pop es tan bueno? Gerty te lo explica

  1. Te felicito por esta entrada, he leído muchas veces a gente intentando explicar el kpop y la verdad es que son puras leseras aplicando categorías occidentales a lo coreano, sin entender su estética ni lo diferentes que son las industrias del pop de cada lado del mundo.
    Un abrazo de una fan.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s