13 razones por las que odié 13 Reasons Why

Hola, hola. Hace mucho no escribo. Han pasado muchas cosas en mi vida, aunque más bien, solo una (¿?) que puedo contar acá sin adelantarles nada sobre esta entrada: me cambié de trabajo y ahora escribo en Belelú, un medio dedicado a mujeres, donde hablamos de cultura, tendencias, belleza, etc. etc.

Estoy muy contenta porque es un lugar muy para mí, con gente buena onda y temas bacanes. Solo ha sido tan intenso todo este tiempo que con suerte he tenido tiempo para seguir mis otras colaboraciones (larata, POTQ, y este humilde blog).

Pero bueno, a lo nuestro. Ayer leí esta horrible noticia: un joven en Perú se suicida y deja audios con instrucciones para que sus cercanos los escuchen. Bueno, ahí dije “Hmmm me parece conocida esta historia“. Y claro que sí: hace un par de semanas atrás en un domingo en familia , mi hermana tenía curiosidad con la serie de Netflix 13 Reasons Why, así que vi algunos capítulos.

El resultado fue que la odié. Me cargó a tal modo que no pude seguir viéndola más, y ya estaba tan al tanto de la historia gracias a Twitter que en realidad no sé si me estaba perdiendo de tanto. Bueno, mucho blabla, bienvenidos a mis 13 razones:

13. Sobredosis de morbo

cd5928981be3d478_13RW_101_01250R (1)
Ya, acá quiero explicar algo a lo que le llamo el Síndrome Whiplash: cuentas una historia con tantos plot twists y giros inesperados a cada rato que te absorbes porque la historia deja de ser igual de un segundo al otro inesperadamente. Y a veces incluso si cuentas la historia de cómo un mojón se va por el agua, si está bien contada, puede ser interesante, pero ¿Importa contar algo así de irrelevante? ¿Cuál es la gracia? Creo que la historia de Hannah está contada desde el morbo: ella ya está muerta, y Clay lo pasa pésimo porque es como un desadaptado que estira el chicle hasta no dar más, convirtiéndose ese alargue en un gancho (muy básico, a mi parecer) de suspenso sobre una chica que se suicidó porque la secundaria gringa es horrible. Al final solo quería seguir viéndola por el mismo motivo por el que uno hace clic en noticias morbosas con imágenes gráficas. Igual, les concedo que eso engancha, pero para mí es como hacer trampa. Mi opinión.

12. El foco principal de la historia (la violación) se pierde de una forma impresionante
bryce-748x410

A cada capítulo aparecen nuevos amigos, nuevos novios, nuevo todo, y todos parecen súper mega culpables de todo lo sucedido, pero como leí por ahí, 13 Reasons Why trata de una violación. No sé si pondría el foco en el suicidio, la verdad. Entre tanta cosa que le pasó a Hannah y tanta cosa que cuenta, se pierde el foco real ¿no creen? Si vas a contar la historia de un abuso, cuéntala bien.

11. Es horriblemente cliché

liberty high
Como un buen amigo me dijo: “13 Reasons Why es como Salvado por la Campana, pero suicida”. Y es totalmente cierto: convierte todo el cuento gringo de la high school, de las cheerleaders, de los basquetbolistas, de los nerds y las populares en un mundo repetidísimo que hemos visto cien veces con la única diferencia de que alguien “estuvo consciente de ello” y se autoelimina de éste. El problema no es que el prejuicio sea o no real, es que esa dinámica de quien reprime y del que es reprimido se repite en los colegios como una pobre relación social que daña a gente real.

10. Ya, sí, es ficción, pero mala ficción

13-reasons-why-0
Otra cosa que leí cuando la serie estaba full en boga es que mucha gente insistía en que “YAAAAA PERO SI ES FICCIÓN NO+ ke grave la gente!!!1”. Y claro, sí, es ficción, y muchas obras de ficción nos han ayudado a ser más conscientes de algo, siempre hay una película que nos marca, y tampoco estoy diciendo que toda la ficción del mundo debe ser súper nice y darnos lecciones bonitas (me gusta Lars von Trier, por qué iría a pedir algo así). Pero si tan solo hubiese algo “más allá” de un suicidio o una violación… todo es demasiado literal, muy evidente. Es una serie para adolescentes, pero que no debería ver ningún adolescente. Es muy absurdo.

9. Vuelve cool cosas que de verdad no lo son

¿Por qué iría a ser genial suicidarse, lastimarse? Ningún tipo de revancha calma el daño que alguien te hace, y sé que en la fantasía de quien es víctima de bullying está tan presente el sentir que el otro está consciente de que te hizo daño y que llegará algún día a pedirte perdón. Pero no. Esas cosas no siempre pasan, y sobre todo, lo importante no es lo que los demás sepan que te dañaron: es tú sanar tus propias heridas.

8. Es tan gráfica que puede quebrar fácilmente a personas frágiles

05757329ccdfc066_13rw
“Tú no deberías estar viendo esto”, me dijo mi mamá cuando cachó de qué trataba la serie. Yo nunca he mentido acerca de mis problemas y mi proceso de terapia, pero sí, mientras veía la serie me sentía bacán y normal y con este switch del morbo, pero cuando me fui a dormir en la noche lo pasé muy mal, pensando todo tipo de tonteras y sintiéndome identificada al punto de deprimirme por la historia. Es obvio que uno no puede tener control parental cuando ya eres grande y que puedes ver lo que quieras, pero cada uno debería saber hasta dónde le aprieta el zapato, como dicen por ahí.

7. Te hace desconfiar de gente que podría ayudarte

AmERdlJ
Nadie le cuenta nada a sus padres, ni a sus profesores, ni a ningún adulto porque adolescentes. Creo que pedir ayuda y buscar refugio en la gente que te quiere siempre es esencial, y no deben ser vistos como enemigos o entes ajenos. Al parecer, en el imaginario de la serie, pedir ayuda es poco cool porque quedarás mal con tus pares ¿Hasta cuándo aplastamos a alguien solo por el hecho de admitirse débil? ¿Hasta cuándo los profesores le dicen a una chica ante un problema que simplemente debe “avanzar”?

6. No enseña a comunicar tus problemas

1491855098-13
Nadie habla con nadie de nada, nadie menciona las grabaciones, y cuando alguien quiere tocar el tema, se hacen unos homenajes pobres y unas charlas a las que van cinco pelagatos. No se habla de cómo pedir ayuda, solo se relata la historia de alguien que lo pasó mal estando sola, se aisló, pidió ayuda y ya sabemos qué sucede después. Vaya final alentador.

5. Usa la victimización como forma de solucionarlo todo

¿Eres víctima de bullying, te violaron, te patearon? ¡Suicídate! ¡Culpa a todo el mundo! Creo que la mejor forma de hacerse cargo de sus propios problemas es precisamente eso: hacerse cargo, pensar que aunque los demás hagan daño con o sin intenciones no hay nada peor que quedarse en que la gente te hizo algo. No vale la pena. Uno es más valioso que las malas intenciones de la gente.

4. Trastoca la búsqueda de justicia

screen-shot-2017-04-13-at-4-55-07-pm
No, no estoy haciendo un llamado a confiar en las instituciones pero creo que la jugada de Hannah es una manera bien retorcida de hacer justicia con su imagen: “¡Já! ¡Mírenme! ¡Cuánto me dañaron! ¡Éste es su castigo!”. Entiendo que en una situación así el panorama se acorta bastante, pero eso lo retomaré más adelante.

3. No te incita a pedir ayuda

alex
Me acuerdo de Alex yendo por ese colegio (que deberían cerrar) arrancando carteles que decían que el suicidio no era una opción y que recomendaban pedir ayuda. Todos los tormentos los solucionan solos, de una pésima manera porque son jóvenes e inmaduros. No, amigos adolescentes, no son más maduros de lo que creen: les queda mucho que hacer en el futuro. Si una persona es idiota y no puede ayudarte, no significa que no exista nadie que lo haga. Siempre alguien te puede ayudar.

2. No concientiza ni educa sobre trastornos mentales

Este es otro punto muy interesante: en todos los capítulos que vi, se referían al suicidio como ir a un mall y comprarse un poquito de muerte y consumirla. No se habla de que quitarse la vida responde a que tu cabeza no está funcionando de la manera apropiada y que tal vez estás pasando por un desorden anímico o tienes algún trastorno. La salud mental, alrededor de todo el mundo, es ignorada y pensada como casi un accesorio, cuando se lleva muchas vidas.

1. Es una apología al suicidio

13-reasons

La última y obvia razón. No podemos ver a los suicidas como héroes, ni mucho menos verlo como una solución a nuestros problemas o ser tan gráfico con las maneras o motivos para que alguien se quite la vida. No por nada la OMS recomienda que la cobertura en medios a estos temas sea lo más prudente posible, porque se ha comprobado que a mayor cobertura, las tendencias suicidas aumentan. No por nada hay gente haciendo lo mismo. Y yo sé muy bien que cuando estás en una situación así no piensas en nada más y la razón parece perderse entre tanto sentimiento abrumador, y es por eso que en primer lugar, tenemos que pedir ayuda a la gente indicada (familia amigos, pero sobre todo especialistas, confiar en ellos) y nosotros, como amigos, hermanos, padres, estar atentos e inspirar confianza a nuestros seres queridos para que cuenten con nosotros y observarlos, con empatía y cariño.

Recuerda que si estás sintiéndote mal y estás pensando en terminar con tu vida, DEBES pedir ayuda. Habla con alguien. Hay soluciones más allá del suicidio. Siempre hay alguien que no le importará ayudarte pero créeme: hay gente que está dispuesta a tenderte una mano. Siempre. Lo viví. Y chao, serie culiá mala.

Anuncios

One response to “13 razones por las que odié 13 Reasons Why

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s